ArmeríaCihuatlánColimaCómalaCuauhtémocIxtlahuacánManzanilloMinatitlánTecománVilla de álvarez
Tendencia

Desmiente Ejido de Ayotitlán supuesto despojo de tierras.

El Comisariado Ejidal del Ejido de Ayotitlán, de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco, aclaró que la familia Deniz Gerardo se retiró y devolvió al Ejido indígena de forma voluntaria un terreno que forma parte de las áreas comunes rentadas a Peña Colorada.
A continuación se lee el comunicado:
Ejido de Ayotitlán Informa
En respuesta a la publicación en medios de comunicación de la nota titulada “El Ejido Ayotitlán intenta desalojar a poblado indígena para rentar tierras a la minera Peña Colorada”, el Comisariado Ejidal de Ejido de Ayotitlán del Municipio de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco, manifiesta lo siguiente:
1.- Desde 1998, mantenemos una relación contractual con la empresa Peña Colorada, a través de la firma de convenios de ocupación temporal de tierras, los cuales le permiten a la empresa la realización de actividades mineras en superficies limitadas y de uso común del Ejido. Estos acuerdos han sido plenamente aprobados por nuestra Asamblea Ejidal e inscritos en las instituciones gubernamentales competentes para su reconocimiento y validación.
2.- Sobre la supuesta denuncia que circula en algunos medios de comunicación, informamos que en Octubre de 2014, la familia Deniz Gerardo se retiró y devolvió a nuestro Ejido indígena voluntariamente un terreno que forma parte de las áreas comunes rentadas a Peña Colorada, a cambio recibieron una considerable contraprestación económica por parte del Ejido, pactada de común acuerdo con el Comisariado Ejidal, después de un proceso conciliatorio en el cual la familia estuvo acompañada en todo momento de su abogado Oscar González Garím defensor de DDHH y asesor legal.
3.- Denunciamos públicamente que la familia Deniz Gerardo no forma parte de nuestro núcleo agrario indígena, y tampoco habita en territorios del ejido, pero sí se encuentra realizando una invasión ilegal a superficies de nuestra propiedad, al realizar actividades agrícolas en terrenos rentados a terceros, haciendo uso de la fuerza y amenazando la integridad física del personal que resguarda las instalaciones dentro del predio.
4.- Adicionalmente, informamos que en la superficie arrendada no existe ningún asentamiento humano que impida las actividades que desarrolla la compañía. Tampoco existe ningún poblado o ranchería indígena en la zona, por lo cual no es posible llevar a cabo un desalojo de habitantes.
5.- También informamos que nuestra Asamblea Ejidal es el único órgano con facultad para decidir el destino de nuestras tierras, y al día de hoy no sostiene ningún proceso de negociación con la empresa para ampliar el arrendamiento de superficies.
6.- Agradecemos la actuación de las autoridades municipales con el propósito de dar cumplimiento a nuestros compromisos, mantener la paz social y preservar el estado de derecho. Este tipo de acciones de invasión y difamación de nuestro Ejido ponen en riesgo nuestra estabilidad social, además de afectar la ejecución de importantes programas sociales que benefician a todos los habitantes de las comunidades e ingresos directos a los más de 1 mil 400 ejidatarios y sus familias.
7.- Manifestamos nuestra preocupación de que algunos medios de comunicación y supuestas organizaciones sociales desinformen a la opinión pública con información imprecisa poniendo en riesgo la estabilidad social de nuestra comunidad, lo cual implica una forma más de discriminación a las comunidades indígenas

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close